La cama oculta que tienen los Vochos

45

Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos subido a un Vocho, auto emblemático de Volkswagen. La fiebre por estos vehículos fue grande en el país, hasta que dejó de fabricarse hace algunos años.

Después de tanto tiempo, el «Vochito» sigue dando de qué hablar y mostrando peculiaridades de su carrocería. En redes sociales surgió el rumor de que este carro estaba equipado con una cama oculta para los niños. Pero ¿qué hay de cierto?

¿El Vocho tenía una cama oculta para recostar a los niños?

Todo comenzó por una fotografía antigua de lo que parece ser el manual de usuario del Vocho. En la imagen se muestra cómo la parte trasera del auto se puede convertir en una cama para que los niños duerman la siesta.
Aunque es un detalle que casi nadie conocía, lo cierto es que realmente revolucionó la mente de muchos aficionados que por años condujeron este auto y pasaron por desapercibido dicho «truco».

Por medio de X, un usuario llamado @icariito subió la imagen del antiguo manual junto con la pregunta «@Volkswagen_MX tengo una duda: ¿Qué me pueden decir de esta imagen?».
El fabricante respondió «¡Vochito siempre se adapta ante cualquier situación, Diego». De esta manera, confirmaron que no era un simple rumor.

No nos queda duda que, en su momento, la cama del Vocho fue una idea revolucionaria, pues en la actualidad sería peligroso viajar recostados, sobre todo, por choques o accidentes viales.

¿Cuál es la historia del Vocho en México?

De acuerdo con Volkswagen, la empresa y México están unidos por una historia que empezó el 15 de enero de 1964. Un año después de la llegada del fabricante al país, empezó la construcción la armadora en Puebla.

Aquí nació el «primer vehículo que pisó tierras mexicanas, ícono y referencia popular y de la industria», destaca la empresa alemana.

En octubre de 1967, se fabricó el primer Vocho mexicano y sin saberlo se convertiría en uno de los autos más queridos.

La fabricación de este carro se mantuvo en la misma planta hasta el 31 de julio de 2003. Lo interesante es que la fábrica produjo cerca de un millón 691 mil 542 «Vochitos».