LA RIDÍCULA REELECCIÓN DE BLANCA VALLES EN EL SUTSPET Y OTRAS PAYASADAS

2184

Vaya jornada la que se vivió el pasado viernes 13 en el SUTSPET, desde muy temprano arribaron al edificio sindical simpatizantes del Doctor Armando Trejo Moreno y bloquearon con sus propios cuerpos los accesos de las instalaciones, con el objetivo de impedir que se celebrara una farsa más en donde sería reelecta (¡oooooootra vez!) Blanca Valles como Secretaria General de los burócratas tamaulipecos.
De esta forma los rojos le ganaban la partida inicial a los blancos que fueron apareciendo con rostros desencajados por la sorpresa y el desconcierto cuando al ir arribando al lugar en cuestión los rojos les advertían que no los dejarían pasar.
Entre otras cosas se pudo apreciar damiselas integrantes del Comité Ejecutivo que debieron hacer un esfuerzo sobrehumano para estar presentes alrededor de las 7:30 debidamente maquilladas, peinadas y entaconadas como hacía muchos años no se les veía a esa hora de la mañana en el edificio sindical; sin embargo las rojas se les habían adelantado, sin maquillaje y sin tacones, pero enfundadas en el ánimo de impedir que se desarrollara un evento más que atentaba contra la democracia y les impedía ser tomadas en cuenta para la renovación de la dirigencia sindical.
Cabe señalar que a temprana hora se había introducido al edificio una decena de trabajadores, los cuales al hacer acto de presencia los medios incurrieron en la payasada (haciendo honor a su escuela) de hacerse pasar por secuestrados cuando todo el tiempo los rojos los estuvieron conminando a que desalojaran el edificio y jamás se les impidió salir. Afortunadamente la notario público llevada por los blancos pudo dar fe de ello, así como los diversos medios presentes ante los cuales el Dr. Trejo y sus simpatizantes reafirmaron que los blancos podían salir cuando quisieran, que nadie se los impedía, y efectivamente así lo hicieron.
Todo esto ocurría con la presencia de integrantes de la policía estatal que acudieron al lugar y estuvieron correctamente actuando como espectadores vigilando que no se alterara el orden y pudiendo comprobar que los rojos se manifestaban pacíficamente, por lo cual se mantuvieron al margen de los hechos.
No obstante lo anterior, hubo un momento en el que los blancos quisieron entrar a la fuerza al edificio por la puerta que da acceso al salón donde se desarrollaría el evento; azuzados principalmente por el Secretario de Relaciones Públicas Juan Antonio Chávez Cárdenas y el Secretario de Organización Saúl Alberto Ruiz Mendoza, utilizando entre otros como punta de lanza cual vil porro a José Ramos Flores, profesor del COBAT. Sin embargo, los rojos a pesar de ser minoría soportaron estoicamente los embates y no permitieron el paso de los blancos por lo que optaron por emprender la retirada.
Mientras todo esto ocurría se vencía el plazo de registro de delegados para el Consejo y Blanca Valles nunca apareció en el lugar, después argumentaría que el pleno del comité había sesionado en plena calle y tomado la decisión de buscar una sede alterna para la realización del Congreso, aunque ella nunca estuvo presente en la sede sindical.

De tal manera que el Consejo (informe) y el Congreso (elección) terminaron desarrollándose en un hotel del centro de la ciudad en donde los asistentes aprobaron el informe de actividades sin ningún cuestionamiento y posteriormente se dio la reelección de Blanca Valles por otros 4 años. Es importante resaltar que no se les notificó a todos los delegados el cambio de sede, que no se sabe quienes estuvieron presentes, quienes fueron los que votaron (a mano alzada como siempre) y si realmente eran delegados efectivos.
En la misma reunión desarrollada en el hotel en cuestión, algunos personajes pidieron la expulsión de todos los participantes en la manifestación del edificio sindical, tanto rojos como azules, otra payasada que nuevamente se votó a mano alzada por los asistentes (que a la fecha nadie sabe con claridad quienes eran).
Por otra parte, la Secretaria de Asuntos Jurídicos Ma. Guadalupe López Carbajal interpuso una denuncia por secuestro (que como ya dijimos fue una payasada), lesiones y hechos de violencia (aunque lo que se observa en los múltiples videos que circulan en redes sociales es que son los blancos quienes agreden a los rojos) en contra del Dr. Armando Trejo, la Lic. Leticia Uresti y quienes resultaran responsables.
Finalmente, el Dr. Armando Trejo pasadas las 12 del mediodía, se dirigió a sus simpatizantes y le explicó el camino a seguir, pidiéndoles que estuvieran atentos a las actividades futuras y les pidió que desalojaron las inmediaciones del edificio sindical.
Por primera vez los trabajadores se han manifestado en contra de la dictadura impuesta durante 25 años por Blanca Valles en el SUTSPET y tal parece que los burócratas no están dispuestos a que su sindicato se siga manejando igual han adelantado que darán la pelea en los tribunales e instancias legales correspondientes ¿cómo terminará esta historia?… al tiempo.

Dejar una respuesta